Archivo de la etiqueta: Accidentes

Filosofando sobre seguridad vial

Leo en El País un artículo del filósofo Javier Gomá que pretende abordar un dilema sobre actualidad desde un punto de vista, digamos que provocativo. El que se publica bajo el título “Cinturón… ¿obligatorio?” remite a un artículo suyo anterior (“Abrochado a la dulzura de vivir”) y se hace la siguiente pregunta: ¿Está justificado imponer el uso de esta medida de seguridad?

En el artículo, el autor defiende que la norma que impone la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad en quienes viajan en coche, con sanciones en caso de incumplimiento, “es expresión de un uso totalitario del Derecho”, porque el bien protegido en ese supuesto es uno mismo y la ley no debe proteger al ciudadano de uno mismo sino sólo las relaciones interpersonales.

El filósofo llega a decir que “el Estado no está autorizado a evitar el daño propio convirtiendo una conducta privada en ilícita y punible”. Y, en todo momento, cuestiona que el bien jurídico a proteger sea de interés general.

Se equivoca el filósofo. Se equivoca. El bien jurídico protegido por la norma que obliga a llevar el cinturón NO solo es “uno mismo” sino muchos otros actores, incluida una indefinida “comunidad” o “sociedad”. Por supuesto que es de interés general.

Es de interés general que las personas no mueran o queden lesionadas en accidente de tráfico. Interés general de evitar costes elevadísimos sanitarios. Elevados costes en pensiones e indemnizaciones.

Es de interés general porque el conductor contrario – o el conductor del vehículo propio en el que el pasajero decide no llevar el cinturón – NO tienen por qué vivir con la culpa o la responsabilidad de haber provocado la muerte o lesiones graves a otra persona.

Es de interés general porque las personas testigos del accidente y los profesionales que prestan servicio durante y después de un accidente, NO tienen por qué soportar de forma cotidiana ese drama.

Es de interés general porque la sociedad no tiene por qué aceptar una tasa de mortalidad o de siniestralidad que le sea insoportable.

No llevar cinturón y exponerse a lesiones graves o a la muerte, no es un acto personal que incumba solo a ese individuo.

Es el mismo argumento, insostenible e irresponsable, del expresidente Aznar cuando criticaba los niveles de alcoholemia. ¿Tienen idea del drama de los accidentes de tráfico? No estamos hablando de suicidios, estamos hablando de homicidios, consumados o en grado de tentativa, dolosos, culposos o negligentes… pero homicidios.

¿Dice usted “uso totalitario del derecho”? Eso es confundir la velocidad con el tocino.  No, su razonamiento filosófico no tiene nada de razonable.

Licencia de Creative Commons
Filosofando sobre seguridad vial by Juan Carlos Jerez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.