Seguridad vial: ¿Es suficiente la normativa sobre carga del portaequipajes?

¿Quién no se ha sorprendido/asustado por la presencia en la carretera de un vehículo con sobrecarga o con la carga mal acondicionada en el portaequipajes?

Llevar carga sobre el portaequipajes – la baca – tiene bastantes desventajas e incrementa los riesgos de la conducción: eleva el centro de gravedad del vehículo, haciéndolo más inestable; perjudica la aerodinámica, aumentando su resistencia al viento y, por tanto, implica un mayor consumo de carburante, y además existe el riesgo de caída de la carga por mala sujeción.

Con el tiempo, las innovaciones tecnológicas han ido incorporando elementos de seguridad activa y pasiva en los vehículos, no ya como complementos optativos sino como estándares obligatorios de fabricación.

La seguridad activa está constituida por todos aquellos elementos que contribuyen a proporcionar una mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha, y en la medida de lo posible, evitar un accidente: el sistema de frenado, el sistema de dirección, el sistema de suspensión, los neumáticos y su adherencia , la iluminación y los sistemas de control de estabilidad.

La seguridad pasiva son los elementos que reducen al mínimo los daños que se pueden producir cuando el accidente es inevitable: cinturones de seguridad y sistemas de retención infantil, airbags, chasis y carrocería, cristales, asientos y reposacabezas,…

Además, por normativa, los conductores deben llevar en los vehículos turismos, triángulos y chaleco reflectante, rueda de repuesto, y cadenas en invierno en algunas carreteras.

Todas estas medidas de seguridad activa, pasiva y complementaria, deberían inspirar nuevas medidas para mejorar la seguridad vial. A mi juicio, considero obsoleta la normativa sobre las dimensiones y peso de las cargas que se pueden llevar en el portaequipajes de un vehículo.

No es lo mismo cargar unos objetos para hacer un recorrido relativamente corto por vías urbanas donde el límite de velocidad no supere los 50 km/hora que circular por una carretera, autovía o autopista a 90, 100 ó 120 km/hora. El riesgo de accidente es mayor y la normativa actual no parece suficiente para disuadir de conductas que comprometen la seguridad vial.

¿Por qué entonces no se prohíbe circular por carreteras y autopistas con peligrosas cargas sujetas a la baca en lugar de obligar al uso de baúles portaequipajes homologados o remolques para el transporte de la carga adicional?

Ya es más difícil conducir un vehículo con más carga o peso del habitual en su interior, como para contemporizar con el riesgo añadido de poner sobrecarga en la baca del auto.

Más información:

Articulado sobre Transporte de mercancías o cosas del Reglamento General de Circulación

Informe: “El peligro de sobrecargar el vehículo con el equipaje de verano” del RACE

Artículo: “Exceso de equipaje: soluciones y consejos” de la fundación MAPFRE