La policía local y la reforma de la Ley de bases de régimen local

El 30 de diciembre se publicó la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local que modifica parte del articulado de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local. Y es toda una incógnita los efectos reales que tendrá esta modificación sobre las competencias municipales. Están tan en precario las administraciones territoriales autonómicas y, en algunas demarcaciones, tan poco preparadas las diputaciones provinciales, que cuesta imaginarse cómo acabará el pretendido reparto eficiente de competencias, para que no se solapen y cada administración gestione las suyas propias y los ayuntamientos se limiten a las más básicas.

Respecto a las policías locales la buena noticia es que, por primera vez, aparece como competencia que puede ser ejercida por los municipios. El anterior redactado del artículo 25.2 de la Ley 7/1985 se limitaba genéricamente a las funciones (seguridad en lugares públicos, ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas) pero no aludía expresamente a la policía local como ahora sí hace el nuevo redactado (art. 25.2.f Policía local, protección civil y extinción de incendios).

En cualquier caso, la mala noticia es que el servicio de policía local sigue sin aparecer entre las competencias que “los municipios deberán prestar en todo caso”, en ninguno de los tramos de  población, por lo que son las Comunidades Autónomas, de acuerdo con el artículo 148.1.22ª de la Constitución, las que en sus respectivas legislaciones tiene la potestad de regularlo. Y, en el caso de todas las leyes autonómicas de policía local, la creación de los cuerpos de policía de los ayuntamientos se establece como potestativa, generalmente a partir de 5.000 habitantes (con excepciones para permitirlo con menos población) y, en el caso de Cataluña a partir de 10.000 habitantes (con similares excepciones).

Por otro lado, el mismo artículo 25 introduce novedades en relación al listado de competencias que los municipios pueden ejercer. Se trata de limitaciones que, a fecha de hoy, se ignora si tendrán una consecuencia práctica, y tienen que ver con los principios de descentralización, eficiencia, estabilidad y sostenibilidad financiera.

No hay ningún motivo para pensar que esta modificación de la Ley de bases de régimen local pueda llegar a afectar a los cuerpos de policía local, sin embargo se dan todas las condiciones para que la fiscalización de las haciendas locales pueda llegar a condicionar las unidades de gasto relativas a los distintos servicios, estableciendo márgenes entre los cuales se pueda aceptar que el servicio se ajusta a los principios enunciados de descentralización, eficiencia, estabilidad y sostenibilidad financiera.

Licencia Creative Commons
La policía local y la reforma de la Ley de bases de régimen local por Juan Carlos Jerez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://derechodelaseguridad.com/la-policia-local-y-la-reforma-de-la-ley-de-bases-de-regimen-local.