La burbuja policial se desinfla

De la combinación de la expansión alegre y desbordada del sector público y el populismo de estrategia cortoplacista de los responsables políticos para contentar a la ciudadanía reivindicadora de mayor seguridad ciudadana y civismo, surgió uno de los mayores incrementos de plantillas policiales de la historia de España

Mossos d’Esquadra, en virtud de su despliegue territorial, y las policías locales por la presión ciudadana y por las precariedades de los cuerpos estatales para asumir los servicios más básicos.

Hoy leemos en la prensa que los presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2013 solo contiene dotación para pagar la mitad de las nóminas de los 2.550 agentes de las BESCAM (Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid), dejando a 100 ayuntamientos en una situación insostenible.

BESCAM

Las BESCAM fueron creadas en el año 2004 por iniciativa del gobierno regional mediante la firma de un convenio marco entre la Comunidad y los distintos municipios en los que se despliegan dichas brigadas al mando de sus respectivos alcaldes. El convenio contempla la financiación por parte de la Comunidad Autónoma de Madrid del personal y medios materiales necesarios para la lucha contra la inseguridad ciudadana.

Entre 2004 y 2007 las BESCAM (Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid) incrementaron en 2.500 efectivos las plantillas de policías municipales de la Comunidad.

Mossos d’Esquadra

En Catalunya, la situación no es mejor. Los acuerdos de la Junta de Seguridad de Cataluña de 17 de octubre de 1994 preveían pasar de los poco más de 2.000 efectivos a 10.000 en 8 años. La realidad de aquel modelo de sustitución es que la demanda de servicios y – consecuentemente – de efectivos, hizo que en sucesivos gobiernos de la Generalitat, acordaran con el Estado nuevas previsiones – siempre al alza.  En 2010, con Joan Saura de conseller, el objetivo se amplió hasta 18.330 para el año 2015.

En cualquier caso, la plantilla de la Policía de la Generalitat llegó a 17.200 efectivos en junio de  2012, después de la graduación de la 25a promoción (curso 2011-2012), última promoción de mossos ya que en el curso 2012-2013, por primera vez en 25 años de historia de l’Escola de Policia, no ha habido aspirantes de este cuerpo policial

Cuadro del número de alumnos del curso básico de l’Escola de Policia de Catalunya

 Curso

Promoción

Mossos

Policía Local

2012-13

26a

0

90

2011-12

25a

584

334

2010-11

24a

808

492

2009-10

23a

845

629

2008-09

22a

1.058

753

2007-08

21a

1.223

552

2006-07

20a

1.348

450

2005-06

19a

1.289

411

2004-05

18a

1.341

367

2003-04

17a

1.096

391

2002-03

16a

971

262

2001-02

15a

736

275

2000-01

14a

727

191

Fuente: elaboración propia a partir de los datos del ISPC y Departament d’Interior.

Otras policías locales

La sostenibilidad de las administraciones públicas está poniendo a prueba todos los servicios. Hasta ahora, las policías han quedado ligeramente al margen de los grandes recortes que están sufriendo incluso servicios esenciales como la Sanidad o la Educación.

De hecho, incluso las tasas de reposición de plazas en las administraciones públicas, excepciona en parte a las policías:

Ley 17/2012 Presupuestos Generales del Estado para 2013. Artículo 23.Uno.

2. Respetando, en todo caso, las disponibilidades presupuestarias del Capítulo I de los correspondientes presupuestos de gastos, la limitación contenida en el apartado anterior no será de aplicación a los siguientes sectores y administraciones en los que la tasa de reposición se fijará hasta un máximo del 10 %:

[…] A las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a aquellas Comunidades Autónomas que cuenten con Cuerpos de Policía Autónoma propios en su territorio, y en el ámbito de la Administración Local a las correspondientes al personal de la Policía Local, en relación con la cobertura de las correspondientes plazas.

En el supuesto de las plazas correspondientes al personal de la policía local, se podrá alcanzar el cien por cien de la tasa de reposición de efectivos siempre que se trate de Entidades locales que cumplan o no superen los límites que fije la legislación reguladora de las Haciendas locales o, en su caso, las Leyes de Presupuestos Generales del Estado, en materia de autorización de operaciones de endeudamiento. Además deberán cumplir el principio de estabilidad al que se refiere el artículo 11.4 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera tanto en la liquidación del presupuesto del ejercicio inmediato anterior como en el presupuesto vigente. En relación con este último, los respectivos Plenos de las Entidades locales deberán aprobar un plan económico financiero en el que se incluya la medida a la que se refiere la presente norma y se ponga de manifiesto que, igualmente, se da cumplimiento al citado principio de estabilidad presupuestaria. Lo indicado en el presente párrafo deberá ser acreditado por la correspondiente Entidad local ante el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, previamente a la aprobación de la convocatoria de plazas.

Pero el goteo de recortes está llegando y el panorama que hemos visto anteriormente en el caso de las BESCAM y de la Policía de la Generalitat se asemeja cada vez más en la mayoría de las policías locales.

No se cubren vacantes o se amortizan plazas en numerosos municipios. Es el caso de Benidorm, Castelló, Toro, Plasencia, etc. Eso cuando no se cesan directamente a los policías interinos, como en La Bisbal d’Empordà,  Alaior, Cullera,…

Eso por no hablar de las dificultades en la reposición de uniformidad, mantenimiento de instalaciones y vehículos.

En conclusión ¿Acabarán afectando las medidas de contención del gasto público a los modelos de policía actual?

Licencia Creative Commons
La burbuja policial se desinfla por Juan Carlos Jerez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.
Basada en una obra en http://derechodelaseguridad.com.